fbpx
freir

Cómo freír las croquetas

Esta parece ser una de las preguntas más repetidas cuando se habla de las croquetas, antes incluso que la de cómo las haces. Para freír croquetas no es necesario tener un Máster ni haber realizado un curso intensivo de cocina, pero si es bueno saber las siguientes pautas.

  • El aceite, este ingrediente fundamental para la fritura (no sólo de croquetas) debe ser un buen aceite de oliva virgen extra. El aceite de oliva soporta mejor las temperaturas elevadas que otros aceites y se quema, por lo tanto, más despacio.
    El aceite para freír debe estar muy caliente, alrededor de los 180ª. Cuando veas que burbujea es el indicador de que está a la temperatura.
  • Lo mejor es no poner las croquetas directamente del congelador, si las tuvieras congeladas, es prudente haberlas sacado del frío un poco antes de freírlas. También evitaremos que se puedan abrir al contacto con el aceite.
  • No poner muchas de golpe a freír, evitamos que se golpeen y se puedan romper o quedar pegadas entre ellas.
  • Remover ligeramente la cesta que las contiene, si usas freidora o moverlas con una cuchara de palo si usas sartén, para que el oxígeno ayude en el proceso. Con un toque ya es suficiente y que queden sumergidas en el aceite, este detalle es importante para que se frían de manera homogénea.
  • Al terminar, cuando tienen ese color tostado, sácalas y ponlas sobre un papel absorbente que se quede el aceite sobrante. Este paso evita, también, que las sirvamos recién salidas del aceite y se puedan quemar nuestros comensales.
es_ESSpanish