fbpx

Rebozar croquetas

Vamos a resumir las fases y detalles a tener en cuenta para conseguir un buen rebozado de tus croquetas.

La masa
Ten en cuenta que una masa muy líquida es difícil de manejar, se te escurre entre los dedos , no aguanta la forma, … La masa muy dura también tiene sus inconvenientes, tampoco se deja manejar de manera cómoda y puede ser tan compacta que después resulte una croqueta seca.
Después de depositar la masa en una bandeja para que repose y se enfríe, es recomendable tenerla en el refrigerador unas horas.

Con una masa homogénea es más cómodo y rápido formar las croquetas. Procura que tengas todos el mismo peso y tamaño, las croquetas demasiado grandes pueden resultar muy pesadas de freír.

Los tres pasos del rebozado
Sí, un buen paso requiere de tres pasos muy sencillos.
1.- Reboza la croqueta con harina, una suave capa de harina ayuda a cerrar la croqueta y a compactarla.
2.- Sumerge la croqueta en huevo batido, el huevo tiene la función de servir como “pegamento” para que el pan rallado se adhiera mejor. SI no quieres usar huevo, existen alternativas como “encolante”.
3.- Por último, pasa la croqueta por pan rallado, aseguráte de que toda la croqueta queda bien impregnada. Puedes utilizar pan rallado de diferente grosor, Panko, cereales, semillas, … Haz tus pruebas y encuentra el rebozado que más te agrade.
Resumen escrito AQUÍ

Croquetas en huevo batido
es_ESSpanish